La evangelización

Las iglesias bautistas reformadas creemos que el evangelismo es parte esencial de la misión de la iglesia local. No tenemos simpatía por el  hiper-calvinismo, así como tampoco por el arminianismo. No creemos que exista una contradicción entre la soberanía de Dios en la salvación de su pueblo elegido y su mandato para que las iglesias locales lleven el evangelio a toda criatura. Si no podemos conciliar estas verdades escriturales en nuestras mentes, es resultado de la oscuridad de nuestra comprensión, más es nuestro deber obedecer la Palabra de Dios, sea que lo entendamos o no.

Esto no significa que las iglesias bautistas reformadas reconocen como evangelismo lo que muchas iglesias evangélicas de nuestro siglo practican con ese nombre, pues, creemos que mucho de lo que hoy día se llama evangelización no es más que psicología y el arte de vender. Hoy día se practica un evangelismo superficial, caracterizado por presiones carnales, trucos y métodos humanos, que tienen como objetivo principal  producir “decisiones” y cumplir con ciertas estadísticas.

Practicamos la evangelización, pero no conforme a los esquemas o métodos que hoy día llevan ese nombre. Debemos ser gobernados por la Palabra de Dios en la forma cómo evangelizamos y en el contenido de la misma. Oramos para que el Señor nos ayude a mantenernos conscientes de la necesidad de llevar el evangelio a toda criatura, porque esto redundará para su gloria y para la salvación de los hombres.

Creemos que es nuestra responsabilidad dar a conocer el evangelio, primero, en nuestras propias comunidades, en toda Colombia y en todo el mundo. Creemos que las iglesias locales deben preparar y enviar misioneros (tal vez en cooperación con otras iglesias de la misma fe).

 

Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com