Liderazgo masculino

Las iglesias bautistas reformadas están firmemente convencidas que la Biblia enseña la igualdad en dignidad tanto del hombre como la mujer. Son iguales en creación, caída y redención. No obstante, Dios ha ordenado soberanamente que el liderazgo en el hogar, el estado y la Iglesia le sea asignado al varón. Dios creó dos sexos, y a cada uno corresponden diferentes papeles o roles. Muchas iglesias evangélicas han sido influenciadas por una mentalidad mundana y han tergiversado los roles de liderazgo en la adoración y la familia.

Cuando la Biblia dice que los esposos y padres son la cabeza en el hogar (Ef. 5; 6; Col. 3), esto no está condicionado por la cultura. Cuando la Biblia dice que los varones deben conducir la oración, la enseñanza, la predicación, y que ellos deben ser los pastores o ancianos (1 Tim. 2 y 3), debemos inclinar nuestros corazones en sumisión y obediencia. La cultura no es la que debe guiar a la iglesia del Señor Jesucristo, sino los principios bíblicos.

Las iglesias bautistas reformadas creen que los padres (varones) son los sacerdotes en sus casas, deben guiar el devocional familiar, y son los responsables de liderar las iglesias locales. Ellos, conforme a los dones recibidos del Señor, son los responsables de la dirección de los cultos, dirigir las oraciones públicas, predicar, enseñar y pastorear.

Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com