Predicación expositiva

Las iglesias bautistas reformadas creemos que la predicación de la Palabra es fundamental para la vida de la iglesia. Este es el medio preferido por Dios para salvar a los pecadores. Y también es el medio preferido de Dios para exhortar, consolar y edificar a los santos. A través de la predicación, Cristo es presentado de una manera poderosa al alma y la mente (1 Cor. 1:21; Ef. 4:11-16; 2 Tim- 4:1). Pero no solamente creemos que la predicación es el elemento central en la vida de la iglesia, sino que ésta debe ser expositiva, es decir, fiel al texto sagrado, libro por libro, capítulo por capítulo y versículo por versículo.

Como bautistas reformados, teniendo una mente bíblica, rechazamos las tendencias que muchas iglesias evangélicas han desarrollado en este tiempo hacia la enseñanza superficial de la Biblia o la doctrina, hacia los cultos de adoración centrados en testimonios, milagros, películas, teatro, danzas, o espectáculos musicales a través de bandas de jóvenes interpretando canciones religiosas con ritmos inapropiados para la adoración a un Dios majestuoso.

Creemos que la Palabra de Dios es el elemento central y primordial en el culto de adoración a Dios. Pablo advirtió a Timoteo que vendrían tiempos cuando la gente no toleraría la sana doctrina, sino que andarían de acuerdo a sus propios deseos y se levantarían muchos maestros (clérigos, pastores) que harán cosquillas a su comezón. Pero Pablo le mandó a Timoteo que no siguiera esas tonterías que se inventarían los falsos pastores, sino que se centrara en una sola cosa “Predica la Palabra” (2 Tim. 4:1-2). Abominamos la predicación floja de pastores infieles que no alimentan a las ovejas.

 

Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com