Gobierno a través de ancianos

Las iglesias bautistas reformadas creen firmemente que el modelo de gobierno eclesiástico presentando en el Nuevo Pacto consiste en iglesias locales siendo gobernadas por un cuerpo de ancianos o pastores. Creemos que la Biblia no establece diferencia alguna entre obispos, ancianos y pastores, sino que estas características deben ser encontradas en los que lideran las iglesias locales. Asimismo estamos convencidos que siempre que el Nuevo Testamento habla de los líderes de la iglesia local, lo hace en términos de pluralidad y paridad, es decir, nunca se presenta a la iglesia local siendo gobernada por un solo anciano o pastor, sino por varios. Aunque es posible que uno de los ancianos sobresalga en la predicación, todos deben tener la cualidad de ser maestros, doctos en la Escritura, y todos tienen la misma autoridad.

Creemos que los ancianos deben ser escogidos entre los varones de las iglesias. Rechazamos como antibíblico y contrario a la mente de Cristo que se nombren ancianas o pastoras.

Todas las iglesias locales orarán al Señor para que levante más varones como ancianos. Esto no significa que todos deben estar ocupados el cien por ciento de su tiempo en las labores ministeriales, pero al menos uno de ellos debe ser sostenido para que se dedique de manera exclusiva a esta labor.

 

Compartir
WP2FB Auto Publish Powered By : XYZScripts.com